jueves, 30 de diciembre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":"Con el delantal de maestra".




Un día me puse el delantal de maestra para trabajar en escuelas con tres turnos.
Yo trabajaba en el turno intermedio
Creía que todos éramos iguales (así me había enseñado mi viejo).
Después la vida me enseño que no todos éramos iguales, que no todos pensábamos igual, que no todos sentíamos igual, que no todos vivíamos igual, que no todos comíamos igual...
La vida me enseñó eso de la desigualdad.

Adiviné entonces que mi viejo era un utópico, un soñador y un hombre triste, muy triste.
Yo sabía ..
Yo sabía por que mi viejo era un hombre triste(pero eso queda para mi).

Cuando empecé a trabajar y me puse el delantal de maestra tuve que aprender muchas cosas que no me habían enseñado mientras estudiaba para ser maestra.
Cosas que mi primo más querido ya me había contado.
Tenía muchos primos, pero yo solo quería a este primo porque era como mi viejo.
Me entendía, me protegía y le gustaban las poesías y la música y de toda la música que le gustaba el Concierto para piano y orquesta Nº 1 de Federico Chopin era su preferido.
Tanto le gustaba que un día me regaló un disco de pasta con la grabación del concierto.
Para que me recuerdes.
Para que cuando lo escuches te acuerdes de tu primo Diego.
Pero también mi primo se fue un día.
Se fue para siempre de mi vida y de esta vida.

Pero yo ya había aprendido a no extrañar para seguir viviendo..
Yo ya había aprendido a caminar extrañando sin extrañar.
Había aprendido a engañar a la tristeza
Uno puede engañar a la tristeza.
Aprendí a engañar a la tristeza.
Así se fue construyendo mi vida y al parecer mi destino:
Destinada a extrañar.
Siempre, así.
Si comenzaba a extrañar solo me repetía una vez y otra vez: no extrañes.
Y no extrañaba.
Simple mi vida.
Simple los mandatos de mi vida.

Cuando fui maestra y me puse el delantal blanco..
Tuve que aprender a caminar con botas de goma porque las escuelas estaban en lugares que se llamaban “villas”...de la pobreza o de la miseria y si llovía las calles de tierra se volvían calles de barro.
Tuve que aprender a descubrir piojos de pulgas .
Los piojos en la cabeza de los chicos, las pulgas en los pisos de la escuela.
Tuve que aprender a entender que los niños a pesar de ser niños trabajaban y que a veces o generalmente no comían o si se desmayaban no era que estaban enfermos.
Simplemente estaban muertos de hambre y de frío(si por casualidad se desmayaban en invierno).

Y caminando la vida empecé a entender esto que los seres humanos llamamos vida.
Y en esto de lo que es la vida las cosas se complicaron cuando hablaba de las cosas que me había legado mi viejo.
Hablaba de la desigualdad, de la injusticia, de la protesta , de reclamar, de repudiar la tiranía....
Mi viejo era un utópico.
Siempre a destiempo de los tiempos.
Siempre en contra de los mandatos.
Nadie entendía a mi Viejo.
Yo lo entendía.
Mi viejo y mi primo:”ovejas negras de la familia”.
Con el tiempo no tardaron en recordarme que "De tal palo tal astilla"
Y fui entonces la oveja negra de la familia.
Por eso no tengo lazos de familia .
Repudiado mi viejo, repudiada su familia.
Aprendí a vivir sin lazos de familia...
Así hasta que formé mi propia familia
A la familia uno no la elige, así decía mi viejo.
Y lo decía para explicarme por que se había apartado de su familia.
En realidad él no se había apartado, su familia lo había apartado

Y trabajando en la escuela...

Y trabajando en la escuela ser amiga de los curas que llegaban con las naranjas ,bueno, eso ya era ser de izquierda.
Decir que el cura Mugica estaba de rechupete, eso ya era ser subversiva.
Hablar del Tercer Mundo eso ya era ser montonera.

Era entonces montonera, era rebelde, era subversiva, era zurda...
Eso era yo para las directoras de las escuelas y para las Inspectoras y para las carneras y para las chupamedias de las Directoras de las Inspectoras

Así mi vida docente.
Entre curas del tercer Mundo, entre libros de Paulo Freyre, entre piojos, entre pulgas, entre protestas y huelgas.
Entre compañeras alcahuetas y entre Directoras delatoras y entre Monseñores de La Plata que nos señalaban subversivos del órden impuesto por los dictadores que usurpando el poder de los legítimos elegidos por el pueblo comenzaban a teñir de sangre el suelo que pisaban mis pies.

martes, 21 de diciembre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":"Cuando era una niñita"







Nací una madrugada de otoño.
Hacía frío y nevaba el día en que vine al mundo y tuve una infancia como la tienen los niños de los pueblos crecidos entre las montañas.
Siempre al atardecer me entretenía mirando hacia la cordillera.
Y me encantaba presenciar el momento justo en que el sol se despedía de la tarde y despacito, entre colores amarillos y rosados se iba escondiendo.
Me quedaba ahí, mirando, adivinando hacia que lugar se iba el sol.
No me lo imaginaba durmiendo después de toda una tarde en el cielo.
No, me lo imaginaba caminando hacia otros pueblos, llevando su calor y sus colores de invierno, o de otoño o de primavera o verano.
Un andariego, un ciruja.
Como yo.

Después cuando ya no lo veía, entonces recién ahí dejaba de mirar hacia las montañas.
Era una extraña sensación la que me invadía porque empezaba a extrañar al sol que se había desaparecido detrás de la cima blanca de esos gigantes que formaban la Cordillera de Los Andes.
Siempre para mi, las cimas de las montañas se han parecido a las de aquél recuerdo de mi infancia, siempre .
Crecí en una provincia enclavada entre las montañas
El Zonda ,a veces desparramaba en el suelo los árboles que su fuerza poderosa arrancaba de cuajo.
Y quedaban patas arriba las raíces mirando al cielo y las ramas como desmayadas por el viento de la zona.
Entonces yo me paraba a mirar.
Miraba los árboles caídos y escuchaba a mi viejo que me decía que el zonda era un viento que vivía como un ermitaño, en una cueva y que a veces abandonaba la cueva y visitaba los pueblos cercanos a la montaña.
Siempre para mí los vientos se han parecido al Zonda y siempre sigo pensando que los vientos son como viejos solitarios que abandonan la cueva y visitan los pueblos cercanos al pueblo en el que estoy viviendo.
Siempre igual que cuando era una niña.

Tuve la suerte de tener amiguitos y amiguitas con los que jugaba siempre a la Payana, y al Ta,Te-Ti suerte para mi.
Era una niña sensible.
Amaba la música y como un abrojito mis pequeños dedos se prendían a las teclas blancas y negras practicando y practicando escalas y arpegios.
Tuve una profesora de piano que se llamaba Nenina.
Nenina fue un ángel de la guarda
En realidad fue mi ángel de la guarda.
Con Nenina tocábamos el piano a cuatro manos y el cronómetro marcaba el ritmo de las piezas musicales que preparábamos para rendir exámen en la Universidad Nacional de Cuyo.
Estudiaba seis horas por día en un piano vertical y de color negro Czrny,Chopin,Schuman,Bach Scarlatti,Lizt lograron que mis pequeños deditos adquirieran la agilidad necesaria para lograr la velocidad que el cronómetro marcaba
En el piano del colegio de monjas ejecutaba a Sacarlatti y las Krislerianas de Robert Schumann que arrancaban aplausos de la monjita María Adela que era quien me llevaba a rezarle a la virgen de la gruta que era una virgen que estaba en la gruta del Colegio de las”Esclavas del Corazón de Jesús” al que me enviaban para que me educaran
Tuve compañeritas muchas de ellas aún con el pasode los años viven en mi corazón.
Susana Moris que siempre ocupaba el primer lugar en el Cuadro de honor que se exponía en la entrada de la escuela.
YMaría Magdalena Frigerio y María Evelina Clement Muñoz en cuyo cumpleaños tomé mucha granadina, tanta que vomité y aún sigo vomitando si por casualidad huelo a granadina
Un día Nenina se enfermó y ya nunca más pudo hacer que sus dedos se deslizaran llevando las notas del pentagrama al piano.
Los padres de Nenina vendieron el piano
Para que no sufra.
La explicación que me dieron.

Siempre Nenina ha estado conmigo en los momentos en que he necesitado de la presencia de un ángel.
Siempre Nenina está conmigo cuando por casualidad mis dedos se deslizan como si tocaran sobre el teclado del piano.
Yo tambièn tuve que vender mi piano, pero no lo vendí porque un día tuve una enfermedad.
Lo vendí porque era necesario que lo vendiera.
El piano era mi vida y también mi sueño.
Pero tuve que venderlo
Ahora no quiero hablar sobre ese tema.
Otro día lo haré.

En la escuela primaria tuve una maestra que se llamaba Lidia Lescano y tenìa 18 años.
Siempre creí que todas las “señoritas “ eran como la señorita Lidia .
Pero, no todas las “señoritas” fueron como la “señorita” Lidia..
Otras “señoritas” se sucedieron en mi vida:
“La Jopuda” y “La Chana”son las que quedaron para siempre en los días de la primaria.
Cuando fui maestra quise ser como la señorita Lidia.
Ella fue “la señorita”.
Mi viejo que era amigo del general Perón siempre hablaba del “Pocho”
Como si el “Pocho” fuera su hermano más querido.
Cuando los dictadores se apropiaron del gobierno y lo derrocaron al”Pocho” yo era una pequeñita que vivía en Mendoza y de repente dejé de vivir en Mendoza para pasar a vivir en un hotelucho ubicado a la vuelta del Congreso de la Nación Argentina.
No entendía nada
Pero, presentía que algo terrible estaba sucediendo para dejar nuestra provincia y pasar a ser unos fugitivos.
Con el tiempo y cuando fui creciendo pudo entender que a quienes apoyaban a Peron los pasaban por las armas.
Como sucedió con Juan JoséValle y con los padres de otras niñas que viviendo en Adrogué sus padres fueron fusilados por ser parte de la resistencia peronista.
Terminé mi escuela primaria en la EscuelaNº 6 Manuel´Belgrano de Adrogué en la que fui abanderada y entre aplausos llevé la bandera Nacional para la fiesta del 9 de julio y me premiaron una redacción que mi pluma de ese entonces escribía sobre los sucesos que alteraban mi niñez y la hacían madurar antes de tiempo
Yo extrañaba a mi viejo porque no sabía en que lugar estaba. .
Después supe que se escondía para salvar la vida.
De tanto extrañarlo me enfermé.
Siempre me sigo enfermando cuando la tristeza me invade.
Aún con el paso de los años sigo extrañando el lugar del que fui arrancada sin poder despedirme de mis amiguitos y de mis maestras y de mi infancia.
Aún sigo mirando el cielo en los atardeceres y me sigo imaginando que las nubes son las montañas de Mendoza detrás de las que el sol se escondía
Y aún me sigo acordando de las Reinas de la Vendimia y de los carruseles y del Club de Gimnasi yEsgrima en el que mi viejo competía en florete y espada
Y aún me acuerdo de la Virgen de La Carrodilla y de Nuestra Señora del Cármen para cuya festividad las maestras nos hacían memorizar poesías que recitábamos en el templo de los curas Franciscanos.
Todavía
Aún
Siempre.

Hasta la Victoria Siempre

jueves, 16 de diciembre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva": "Villa Lola " y Manuel Puig

Desde Adrogué el pueblito que huele a fresias y a jazmines y también a mierda






Hace tiempo, mucho tiempo en la casa de Teresa (la restauradora de muebles de Adrogué)las cámaras y los camarógrafos filmaban las escenas de “Boquitas pintadas”.

Corría el año 1974
La casa, una enorme casona con aljibe y rosedal y puerta de hierro y columnas era el lugar del que salía Leonor Manso moviendo el culo , porque la “Raba” era la mujer que tenía el culo parado como las gallinas.
Al menos ,después de tantos años, a mi que en ese momento de la filmación me había llevado hasta la puerta de la casona ese curiosidad por ver de cerca de Alfredo Alcón los recuerdos me devuelven a esos instantes de mi vida en la que se filmaba Boquitas Pintadas en la casa de Teresa mientras desaparecían compañeras y los secuestros estaban a la órden del día en las calles empedradas de Adrogué.

“Villa Lola” era entonces una casona con jazmines, rosedales , Santa Ritas y un aljibe .
Los cineastas siempre han tenido predilección por Adrogué, por sus casonas y casaquintas,.
Los escritores y los políticos siempre han elegido estos parajes para vivir, para pasear y aún para intentar el suicidio, como en el caso de Jorge Luis desilusionado de amor ante la indiferencia de Stella.
1974, Leonor Manso, Alfredo Alcón, Marta González y la Raba caminando por la vereda con el culo en punta.

Vaya si hay para contar cosas sobre Adrogué , vaya si hay momentos de la vida de este pueblo para volcar en papel y llevar muchos mensajes de los momentos que transcurren entre los atardeceres perfumados de azahares y las plazas y las calles teñidas de naranja o violeta(según las flores que caen de los árboles)y que esconde tantos prejuicios y vive de las apariencias.
Como en “Boquitas Pintadas”.

Han pasado los años, tantos años desde entonces que ya “Villa Lola” es una estación de COMBIS.
El progreso y los negocios suplantaron a los rosedales y a las Santa Rita y a esa mezcla de ripio y pasto que llegaba hasta la puerta de Villa Lola.
La casa de Teresa es ahora una estación de Combis en la que los que pueden pagar nueve pesos el viaje cambian el tren por este medio de transporte .

Un medio de transporte en el que no olerás a culo ni a churros ni a torta fritas.
Silencioso, cómodo aclimatado y cadencioso.
Al llegar a destino pagarás antes de bajarte y al regresar a tu hogar formarás la larga fila de los muchos que disponen de los nueve pesos por un viaje que te separará del resto de los mortales que apretujados en el quetren carreta llegarán a destino tan solo en veinte minutos y oliendo a churros y a panchos y a tortas fritas.
Es el progreso y es el no darse cuenta que la Combi se llevó lo que se llevan los negocios.
Se llevó la puerta de hierro y las Santa Rita y los rosales pero quedó el aljibe
Y pegado a los recuerdos de aquellos tiempos de Adrogué, ese olor a pintura y aguarrás y a esas sustancias que empleaba Teresa para realizar sus restauraciones
Porque Adrogué( el pueblo que huele a fresias y a jazmines y también a mierda) tiene esas cosas
Porque Adrogué es mucho más que un viaje en combi o un frustrado suicidio de un escritor enamorado .
Adrogué es también la COMISARÍA que fuera el más sangriento Centro Clandestino de Detención que funcionó durante los años 1976 y 1977.
Pero, los escritores no escriben sobre este tema.
Y los cineastas no filman sobre lo ocurrido durante la época represiva.
Entonces, mientras observo lo que quedó de Villa Lola, la casa en la que vivía Teresa no puedo más que sentir esa sensación de angustia al darme cuenta que Adrogué es como un mundo que sigue ocultando un pasado tenebroso.
Y que los escritores hacen mutis por el foro.
Y que los políticos se hacen los sordos como si no pudieran escuchar los reclamos de quienes insisten en pedirles que señalicen la COMISARÍA DE ADROGUÉ.
Para que se sepa lo ocurrido entre sus paredes.
Y para que deje de ser usada por ejemplo como lugar de exposición de cuadros de pintores y artistas de la zona.

Ha caído la noche y el quetren que viene de Burzaco pasa por la estación saludando a las campanitas azules que trepan sobre el alambrado que bordea las vías.
Mientras las Combis dejan ver su esqueleto blanco desplazándose por las calles teñidas de los colores de las flores que caen de los árboles arrastradas por el viento del verano.


Deliciosas criaturas perfumadas
Quiero el beso de sus boquitas pintadas….


Hasta la Victoria Siempre

domingo, 28 de noviembre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Trajeron al dorima





O lo revientan o lo traen para interrogar.
No había otra posibilidad(así lo había entendido y así me lo hicieron entender).
Y yo parecía no entender lo que me estaba ocurriendo.
O lo entendía y me sobrepasaba.
Nadie que no haya pasado por una situación de tanta angustia puede comprender lo que yo estaba sintiendo en ese preciso momento.
En realidad, no se si sentía, era como una sensación de entumecimiento emocional, no podía distinguir el límite entre el sentir y el no sentir.
Tenía taquicardia, el corazón me latía con fuerza en la garganta.
Anestesiada, eso es, estaba como anestesiada.
Esa sensación aún me persigue cuando se cruza el autoritarismo en mi camino.
Ante tanta ruindad humana creo que los mecanismos de defensa actúan anestesiando la razón(para evitar sufrir, supongo yo).
¿De dónde sos?
De Adrogué, contesté(pensé que ya me lo habían preguntado, pero le volví a contestar)
¿Ibas seguido al “EL FARO”?
¿Por qué me lo preguntas?
Porque “EL FARO” de Adrogué es conocido como lugar de reunión de militantes peronistas.
¿Así que tu marido es telefónico?
¿Cómo sabés?(agregué).
Vos me lo dijiste hace un rato.
Si, trabaja en ENTEL y estudia abogacía en la UBA.
Milita en el partido peronista y está metido en todos los líos que los telefónicos les hacen a los milicos.
Yo respondía automaticamente, necesitaba que alguien me abrazara aunque más no fuera con las palabras.
(Todavía esta necesidad de que me abracen cuando tengo miedo me sigue).
¿Tenés las manos atadas?
Si, pero el tipo que me encerró en la celda me dejó las cuerdas flojas.
Sacátelas(me indicó mi compañera de celda vecina a la mía).
Te las ponés cuando sentís pasos.
Aflojate la venda y vas a poder mirar.
También te la podés sacar y la volvés a poner cuando aparece “Chupete”.
“Chupete” es nuestro guardia, es un hijo de puta, pero con él no hay problema.
Yo había vuelto a tener frío y tenía deseos de orinar.
Le conté a mi compañera lo que pasaba.
Fijate.
Hay un balde o un tacho.
Ese es el baño.
Y entonces fui al inodoro de la celda.
Hoy trajeron gente de Mar del Plata.
Hay una mujer de allá que está muy mal(eso dicen los de arriba).
Parece que había celdas encima de las nuestras y se pasaban noticias de la gente que traían.
Hay compañeros de Florencio Varela.
Está el “Ingeniero” y hay un pendejo que está en muy mal estado.
De repente una voz que a mi me parecía que venía desde el fondo y a la derecha anunció: “LO TRAJERON AL DORIMA”.
Como me habían dicho después de las doce traían detenidos.
Supuse que eran las doce.
No se resistió (pensé).
Está con vida.
Hasta la Victoria Siempre
…...................................................................................................................................................

sábado, 27 de noviembre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Volveremos a encontrarnos.





Armaré el árbol de Navidad y lo llenaré de luces.
Y me sentaré a mirar como se prenden y apagan los farolitos.
Como estrellas o como luceros, como bichitos de luz que van y vienen.
Como lucecitas que se desprenden de las miles de velas con que la noche de Navidad se ilumina.
Al llegar las doce.
Y al sonar las campanas de la Iglesia de mi pueblo.
Entonces llegarán.
Se que han pasado los días y se han sucedido las noches.
Y se que se han cansado mis tiempos de esperar en vano a la vera del camino.
Y se han cerrado mis ojos a la desventura de no verlos y abrazarlos
Como entonces.
Y sucede que me invade esa sensación que primero fue extrañar y con el tiempo fue tristeza de extrañarlos.
De no verlos, de no saber donde encontrarlos, de no poder imaginar en que lugar del tiempo sus vidas, sus sueños, sus futuros quedaron para siempre prisioneros.
Armaré el árbol de Navidad y lo cubriré con guirnaldas de luces.
Amarillas, blancas, rojas, azules.
Multicolores lucecitas que yo imagino pueden iluminar con sus resplandores ese camino que desde entonces lo camino hacia el encuentro.
Yo se que en el destiempo de los tiempos ellos se quedaron en ese momento del tiempo que fue la juventud y desde esa juventud los espero y los recuerdo.
Yo se que en el destiempo del tiempo la lozanía de esa juventud me es extraña a este presente en el que aún enciendo las lucecitas del árbol navideño y los espero.
Y se que mi piel no es la piel cargada de primaveras y de flores y de azahares.
Hay huellas y hay surcos y hay tristezas y hay sueños que no fueron .
Y hay esperas de esperarlos desde entonces.
Y hay lágrimas de llorarlos desde entonces.
Y hay un corazón que es corazón que un día compartió las utopías de aquélla juventud que hoy es espera en esas luces que desde entonces iluminan el camino.
Para que vuelvan.


Desde aquél año y desde esa primera Navidad después del pozo siempre ilumino el árbol con luces que iluminan un camino que imagino como un camino de regreso
Por el que han de llegar caminando a compartir la mesa familiar
Mis compañeros

Y los espero.
Como siempre
Desde entonces.

Hasta la Victoria Siempre

(Volveremos a encontrarnos….estoy segura)

lunes, 15 de noviembre de 2010

A mis compañeros de militancia

He recibido un mail de parte de una persona que se esconde en el anonimato y que desde ese lugar intenta darme clases de moralina.
A esa persona (desde ya una persona cagona) le sugiero que deje de escribir boludeces ya que lo que publico desde la libertad de opinión que existe en este País democrático son hechos y situaciones debidamente documentadas y denunciadas ante la Justicia.
Que BAJEZA (cagón o cagona) no dar la cara.
Nos vemos en TRIBUNALES , lugar al que enviaré el mail recibido para que se investigue la procedencia del mismo.
Por lo visto el avispero de funcionarios de la Dirección de Educación y Cultura de la pcia de Bs As se ha sentido “tocado” por lo que mi pluma militante ha hecho público en un artículo escrito en el año 2009.

Hasta la Victoria Siempre

sábado, 13 de noviembre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Avenida de las camelias.


E. E. M. Nº 2 de Burzaco
Región Educativa Nº V
Distrito Alte Brown.



Esa mañana en el patio central (y mientras en el mástil la bandera ondeaba en el cielo celeste de marzo) el alumnado de la E. E. M. Nº 2 de Burzaco escuchaba a la profesora designada para pronunciar el discurso en el Acto de conmemoración del treinta aniversario del Golpe de Estado de 1976 la que, con esa cara de circunstancias con que suelen leer los discursos los profesores desgranaba sus palabras leyendo de una hoja (para dar cumplimiento a las órdenes emanadas de la Subsecretaría de Educación)
Hechos y acontecimientos desprovistos de sentimientos se sucedían como así también la enumeración de datos, fechas y sucesos como si lo que allí se conmemoraba no se tratara de una reflexión sobre los hechos ocurridos sino simplemente una repetición de lo que los libros de Historia relataban acerca de lo sucedido en nuestra Patria y en el que muchas y muchos de los presentes no disimulaban su rechazo a que el tema del genocidio y de la desaparición forzada de personas fuera tratado en las escuelas y con el alumnado.
Yo ya había sido advertida por la directora Stella Santoro que dejara de insistir con escribir en los temarios frases de homenajes a mis compañeras desaparecidas y se me habían rechazado sin fundamento alguno las propuestas que sobre el tema presentaba a las autoridades.
Es más ya había sido denunciada por algunas compañeras de introducir la política en el aula y llenar de ideologías las cabezas de los alumnos a mi cargo.
Situación esta que diera lugar a una investigación en la que la parte denunciante hubo de retractarse ante mi decidida voluntad de no dejar pasar la situación porque de hacerlo era dar lugar a que la MEMORIA fuera lesionada por quienes trabajando en situación de dependencia de la Dirección de Educación y Cultura de la pcia de Bs As insistían en desconocer y ocultar lo ocurrido durante la Dictadura Militar de 1976.
Como suele suceder o al menos como sucedió en este caso concreto, las profesoras Derechas y Humanas no solo gozaban del apoyo del Equipo de Conducción sino que además y sin mi conocimiento intentaban mi desplazamiento del cargo y de la escuela porque yo era lo que siempre he sido para la docencia de Almirante Brown , una profesora “subversiva”.
Un mal al que había que extirpar.
Eva Giai, Graciela Caserta y las integrantes del Equipo de Asistencia Escolar no dudaron en convertirse en simples buchonas y actuar como cómplices de la Directora del establecimiento firmando Actas y persiguiéndome por los pasillos poniéndome en evidencia ante los preceptores y personal auxiliar del establecimiento.
Pese a todo habíamos logrado con los cursos a mi cargo levantar la GALERÍA DE LA MEMORIA y divulgar los acontecimientos vividos en la Dictadura no solo en la escuela sino en el barrio a través de trabajos de campo y de encuestas y de investigaciones que realizábamos en la Plaza de Burzaco, en la Estación de trenes, en la Iglesia del lugar y en la Sede de inspectores.Se me había prohibido acercarme al lugar en el que se realizaba el acto, por cuanto la Directora del Establecimiento, Stella Santoro, consideraba que mi presencia en calidad de sobreviviente de los Centros de Detención y como EX –DETENIDA DESAPARECIDA podía provocar situaciones de tensión entre los profesoresNo era bien visto, por parte del personal de la escuela, la lectura y comentario en el aula de libros prohibidos durante la Dictadura militar.
Y menos aún eran aceptadas los debates abiertos y participativos que realizados en el Auditorio de la escuela lograba atraer a los alumnos de otros cursos.
Porque los alumnos participan si se los motiva a participar y preguntan si se les permite preguntar y debaten, cuestionan y sacan sus propias conclusiones si se les es permitido hablar, preguntar y cuestionar.Pero, para una profesora “subversiva” al igual que para sus señalados alumnos, todo era el doble esfuerzo de comenzar a construir nuevamente en cada encuentro lo destruido por manos anónimas que, no conformes con denunciar a la profesora, desprestigiaban a los alumnos y destruían lo que con sus manos y con su trabajo construían.Impedida de estar junto a mis alumnos en aquél treinta aniversario del GOLPE DE ESTADO queda como recuerdo de aquella amarga experiencia el frío que se iba pegando a mis huesos y a mis músculos a medida que llegaban los acordes de la Marcha “Avenida de las Camelias”.
La Marcha militar con que la Dictadura solía anunciar sus comunicados a la población.Vaya a saber quien quiso acompañar el acto con una Marcha que traía las imágenes de los nefastos genocidas , asesinos de 30.000 compañeros entre los cuales podían contarse docentes, alumnos, personal auxiliar y de servicio educativo .
No pude estar presente ese día para expresar mis vivencias .
Las que me habían sucedido y que no contaban los libros de historia.
Pero pude sentir la presencia de Nené, de la Popy, del Turco, del Ingeniero, de mi vecina de celda en el pozo, de Marta, de Claudio, de Luis y de tantos más que se positivamente se vinieron a estar a mi lado aquel día para susurrarme en el oído que siguiera pidiendo justicia y que siempre los recordara.
Pues mientras uno solo de los que habíamos sobrevivido los recordara habíamos ganado la lucha por la Justicia , por la Igualdad de Oportunidades y por un País para todos.
Como era el sueño, la utopía de quienes aquél 24 de marzo se acercaron a la escuela y estuvieron conmigo mientras la profesora encargada del discurso seguía con su discurso.
Vacío de contenidos.
Vacío de emociones
Y vacío de sentimientos.

Hasta la Victoria Siempre

viernes, 5 de noviembre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva": "No está muerto el Gringo"



(Tan solo está dormido)

Porque muchos de los abuelos de mis alumnos lo habían conocido.
Porque muchos de los padres de mis alumnos lo habían conocido a través de lo que sus padres les habían contado.
Porque muchos de mis alumnos vivían en el Barrio “Luz y
Fuerza” (el barrio de los electricistas)casi, casi pegadito a la Escuela Primaria Nº 2
Porque en cada departamento del barrio su recuerdo seguía prendiendo las luces de la esperanza, esa esperanza que solo sabe prender la honestidad,
la ética y la humildad.
Porque vestido con el mameluco azul llegaba a las aulas para susurrar desde el silencio qu él también había sido un niño pobre
Porque mis alumnos , los que apropiándose del pasado traían ese pasado hasta el aula para tender ese puente entre pasado y presente .
Porque en ese contar lo que ellos conocían y sus compañeros ignoraban ,intentaban integrarse en la construcción de la memoria colectiva.
Porque cada momento vivido , porque cada relato del alma fue al mismo tiempo un darme cuenta que no existe la muerte si puede existir la memoria.
Es que siento y es que vivo esa lluvia de rojos claveles aquél día en noviembre, corazones del pueblo desafiando a las balas.
Desafiando a la muerte iba el “Gringo “ dormido en el sueño profundo que produce la muerte
No está muerto....
Solo duerme
La respuesta al silencio.
Ha partido.
Eran rojos claveles y eran blancos pañuelos los que así contestaban ...
Porque había silencio.
Silenciosa es la muerte y en silencio se vino a buscarlo.
Y se fue como parten los héroes.
Dignamente...
En los brazos del pueblo.
Con el llanto del pueblo.
Con la lluvia del cielo en los rojos claveles.
Que formaban alfombra que pisaba el cortejo.
Han pasado los años
Desde entonces regresa y se sienta en las aulas.
Y comparte la clase y comparte los libros , porque a él le gustaban los libros.
Y camina los patios que caminan los niños y camina las calles que camina la escuela.
Son los mismos caminos ,son caminos de tierra.
Y no hay luz y no hay cloacas..
Igualito a su infancia , cuando era niño y soñaba.
Con prender la esperanza en las calles sin luces, sin destino, sin trabajo y con hambre.
Y con mucha injusticia.
Tuvo hambre, al igual que los niños que lo traen al aula .
Y fue honesto, porque así lo recuerdan.
Y fue humilde, porque humilde es el pueblo.
5 de noviembre de 1975....
Desde entonces regresa .
¿Está muerto?...
No, está solo dormido.
Sigue vivo en el pueblo
QUE NO OLVIDA.


Hasta la Victoria Siempre


AMÉN

martes, 26 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":125 Aniversario




Caminaba esta mañana por la calle céntrica de Adrogué en busca de un Banco que tuviera sus cajeros con dinero y dispuestos a satisfacer los requerimientos que debeía llevar a cabo con el vil metal
Como resulta ser la costumbre de la Sucursal Adrogué del Banco de la Pcia de Bs As ,los cajeros o no funcionan o se encuentran fuera de servicio o no tienen dinero.
Siempre así .
Por dicho motivo me encaminé hacia la sucursal del Banco Nación y es en esta ocasión en que me cruzo con Esther una entrañable portera de la escuela primaria Nº 6 con la que habíamos compartido días de trabajo en el establecimiento y que entre abrazos y besos me cuenta que en poco tiempo pasaría a integrar la “comunidad” de jubiladas de la escuela que nos viera deslomarnos día a día a ella, en sus menesteres y a mi en las aulas con mis alumnos.
Entristecida me pone en conocimiento que la escuela celebraba el 9 de Noviembre su 125 Aniversario y que nadie hasta el momento la había invitado a participar del evento.
No te aflijas, tampoco lo han hecho conmigo y de seguro que según la tradición de la Escuela Nº 6, los funcionarios de la zona y de La Plata estarán poniendo la cara para la foto.
Así son las cosas en la docencia local.
¿O te olvidás que el diputado Jorge Villaverde no se perdia ocasión para hacerse presente en los Actos y largar su perorata política mientras la Directora y las chupaculos le rendían tributo a este traidor que se vendió por unos votos actuando en contra de la causa de quien nos gobierna?
¿Ya te olvidaste como por ser ex –detenida me hicieron la vida imposible?
¿Te acordás que me llamaban la “subversiva”?
Te acordás que yo era el mal al que había que extirpar?
¿Te acordás de las denuncias, de los acosos y de todas las persecuciones de que fuera objeto mi hija que siendo alumna del establecimiento y por ser mi hija la dejaron sin escolaridad y la denigraron, la expusieron en un Sumario y olvidándose de los Derechos de los Niños y de los Derechos Humanos muchas de las profesoras se dedicaron a testimoniar en contra de una menor injuriándola, menoscabándola y discriminándola?
Si, me acuerdo, tenés razón.
No te sientas triste, sentite feliz que no te inviten porque para esta manga de alcahuetas vos no formaste parte del “club” de las porteras que abandonaban el trabajo para irle a cobrar el sueldo a Ana Irene Clementi que es esa época era la directora.
Y entre palabras que iban y palabras que venían nos despedimos.
Con un abrazo fraterno, como solo pueden darse trabajadoras que ocupando distintos roles en el Sistema Educativo recordaban como decía Esther “malos recuerdos” de esa escuela.
Y entonces , al llegar a mi casa aún con la sensación del abrazo de Esther (portera junto a Edilia y a Lidia) me puse a buscar los trabajos que en un rincón de mi corazón quedaron guardados de mis alumnos de entonces.
Y allí entre las muchas hojas el trabajo efectuado por Aldana en 1997 que con el título de:”EL ANTES Y DESPUÉS DE NUESTRA ESCUELA”, resumía lo que los organizadores de la celebración andan actualmente pidiendo por Internet .

Esto es, historias relacionadas con el establecimiento y contactos para encontrar confiterías que ayuden con el ágape que parece brindarán a las autoridades, funcionarios y selectos invitados

En recuerdo de lo que fue mi trabajo en la Escuela primaria Nº 6 que tan mal se portó conmigo y con mi hija(pese a que yo había sido ex –alumna del establecimiento además de profesora) quiero resumirles lo escrito por Aldana:

EL ANTES Y DESPUÉS DE NUESTRA ESCUELA

En el año 1885 siendo presidente del Consejo General de Educación de la pcia de Bs As el Doctor Juan Ortiz de Rosas, acordó por presupuesto la creación de la Escuela Nº 6 de Alte Brown.
El 31 de agosto de 1885 el presidente del Consejo Escolar dirige una nota al presidente del Consejo General de Educación proponiendo a la señorita Margarita Fraccia para ocupar el cargo de Directora de la escuela a crearse,
La señorita Fraccia era italiana, había nacido en 1844 y no tenía diploma pero, ejercía la docencia desde el año 1881.
Las clases comenzaron en la casa de doña Juana Giland de Richard que cobraba por el uso del edificio $10 mensuales por alquiler.
El sueldo que cobraba la Directora era de $ 54 mensuales.
¿Cuándo nos trasladamos al edificio que actualmente ocupamos?
El 31 de diciembre de 1944 se erigió en ciudad el pueblo de Alte Brown.
Ese mismo día se colocó la piedra fundamental del nuevo edificio de la escuela en el terreno adquirido por el señor Pablo Tavelli, ubicado en las calles Seguí y Cordero.

Aldana investigó estos datos en la Biblioteca de la Escuela Primaria Nº 6 de Adrogué
Como muchos datos relacionados con el pasado y con quienes transitaron las aulas de la escuela y que dormían entre la documentación que seguramente debe seguir durmiendo su sueño del que despertarán si quienes deben incentivar la curiosidad de los alumnos por el pasado y por la memoria los conducen y alientan a investigar .
Como lo hacíamos entonces .

Hasta la Victoria Siempre

AMÉN
.

lunes, 25 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva": Canción de cuna





Porque las he vuelto a ver tras tantos años de verlas .
Como si el ayer se hubiera detenido en cada una de ellas que sigue caminando por las calles en busca de su huella.
En busca de ese hijo de su hijo que una vez allá en el tiempo malditos genocidas se apropiaron de lo que les pertenecía.
Y las dejaron sin hijos y sin nietos.
Porque tras tanto tiempo el mismo tiempo que pasó para las abuelas ha pasado para mi y al pasar me ha hecho abuela
Es que puedo ponerme en la piel y en los huesos, en el corazón y en alma de todas ellas -
Y puedo entender ese sentimiento que recién entiendo
El sentimiento de no desfallecer buscando entre todos los seres de la tierra a ese ser que seguro cabe en el hueco de sus brazos como mi nieto cabe entre mis brazos.


Cuna que lo mecen.
Porque el hijo mío que naciera en medio de la Tempestad de Las Malvinas me ha eternizado en este mundo con la llegada de mi nieto

Es que te digo abuela:

Después de más de treinta años seguís esperando a tu nieto.
Ni te has dado cuenta que se te ha pasado la vida ni te has dado cuenta que tu piel fue juntando surcos, caminos que recorrieron las lágrimas esperando a ese tu nieto que todavía aguardás en la puerta de tu casa y en cada esquina de las esquinan en que tus piernas detienen su caminar
Porque estás convencida que un día al despertarte lo encontrarás.
O que caminando por la calle te llamará


Porque como es tu nieto podrá reconocerte entre todas las abuelas.
Y te dirá simplemente: ¡Abuela¡
Algunas mujeres sin alma y sin moral no comprenden que es tu derecho buscar a tu nieto
Y es tu derecho revolver el cielo y la tierra y dar vuelta el mundo de ser necesario.
Para encontrar a la sangre de tu sangre.
Que te robaron.
Que entregaron a otras u otros que fingiéndose padres de tu nieto te quitaron a sabiendas el derecho a besarlo, o llevar entre tus manos sus manos tibiecitas
Y te privaron de estrenar en ese cuerpecito el ajuar que con amor habían tejido tus manos artesanas.
Para abrigarlo .
Para acunarlo entre tus brazos que en arco se ajustaban a la medida del cuerpo del hijo de tu hijo.

Te has pasado la vida imaginando a un ausente.
Y las ausencias se han hecho diagramas que dibujaron una vez y otra vez las distintas etapas de la vida de ese nieto que te robaron sin piedad, sin lástima y con sangre fría te hurtaron.
Quienes creyeron que no eras digna de criar a la sangre de tu sangre.
Por eso repudio a esas desalmadas que se olvidan que sos una mujer en busca de su huella.
En busca de su testimonio, de su paso por esta vida
Una vida injusta que apropiándose de lo que era tuyo lo entregó a ladronas infértiles
Que se hicieron madres a costa de tu dolor, de tu sufrimiento, de tu pérdida y de tu desesperación.

¿Qué nos pasa como sociedad?
¿Qué entendemos por MEMORIA?
Algo se quedó dormido en una sociedad que no siente, que no puede ponerse en tu lugar y llorar con vos esa pèrdida y esa espera y esa desesperanza de saber que se te va la vida en la espera y que tal vez no puedas reconocerte en tu nieto.

Madres y abuelas falsas que ocuparon tu lugar.
Y que disfrutaron de todo lo que te impidieron disfrutar:
El primer diente.
El jardín de infantes.
Las fiestas de cumpleaños.
Los amiguitos.´
La escuela.
El primer amor.

Y me da bronca, la bronca hecha dolor me aprieta el alma y un latido profundo hecho grito se me escapa.
Por eso repudio a esas inmorales , hienas entre las hienas que se olvidan que sos una mujer en busca de su nieto.
Y que has de dar vuelta el cielo, la tierra y el infierno
Si es preciso.
Para encontrarte con tu sangre.
Abuela, estoy con vos y estaré siempre en la espera.
Que te abracen mis palabras en esta Resistencia que es una nueva Resistencia desde que soy abuela.

Hasta la Victoria Siempre
AMÉN

sábado, 23 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":"La Chanchita"



Le decíamos "La Chanchita", porque era una tren con solo tres vagones que venía de Haedo y que pasaba por la estación de José Mármol y nos llevaba a La Plata.
Nos llevaba y nos traía de regreso al anochecer.
Color crema y naranja , una combinación que distinguía a la "Chanchita"de los demás trenes que pasaban por la estación y que la hacían diferente.
Puntual, estrictamente puntual, la "Chanchita" nunca faltó a la cita que tenía con los usuarios y como pudo, los albergó bajo las sucias y descascaradas paredes en las que las pintadas y decoraciones de los artistas del pueblo la habían hecho especial .
Especial para nosotros que la esperábamos para viajar hasta la Plata o hasta los pueblos que recorría en ese su viaje por las vías del Ferrocarril Roca.
Sin luz y sin vidrios en las ventanillas que los usuarios cubríamos con papeles para zafar del frío del invierno especialmente en los amaneceres que muchas veces compartíamos con los maestros que trabajaban en Florencio Varela; en realidad, con las maestras porque subía en Mármol un solo maestro que llevaba el pelo atado con un piolín de los que se usan y usaban para envolver paquetes.
Era el bendito tu eres entre todas las mujeres y era el que llevaba el mate y el termo y el que funcionaba como líder de ese grupo de trabajadores de guardapolvo blanco.
Ahí viene la "Chanchita", (el que hacía de vigía).
Y como pajaritos en busca de las miguitas nos arremolinábamos cerca del andén para subirnos no bien la "Chanchita" se detenía y asomaba la cara regordeta del guarda con el que, de viajar siempre en el mismo horario habíamos llegado a tejer esos vínculos que únicamente se podían tejer en la "Chanchita".
Todo un personaje el guarda de la "Chanchita", un tipo fenomenal que se prendía a las mateadas mientras picaba boletos y nos ponía al tanto de los obreros ferroviarios que habían desaparecido durante la Dictadura militar en las distintas estaciones del Roca.
En Tolosa, en Lomas de Zamora, en Remedios de Escalada, en Lanús.
Viajar en "La Chanchita" era algo así como emprender una aventura hacia lo inesperado y lo no habitual que para nosotros ya era lo habitual, como matear, jugar al truco en la hora y media que duraba el viaje desde José Mármol a La Plata.
Historias de amor nacidas en los vagones de la "Chanchita" eran la moneda corriente.
O nacidas en las esperas antes de llegar a La Plata cuando, por esas cosas de la "Chanchita", teníamos que quedarnos en Gonnet o en Villa Elisa esperando no se que cosa que nunca supimos por que.
En esas cuestiones, el guarda que era un tipazo resultaba que era un turro que se había tragado la lengua.
El Tito y la Peque se habían enamorado esperando a la "Chanchita" cuando iban para la facultad y la Titi se había enloquecida de amor por el profesor de anatomía que, para "levantársela", le había contado el cuento del divorcio y la separación y que finalmente resultó un triste cuento del que la Titi tardó en reponerse cuando se enteró que el fulano era un caradura, un inmaduro don Juan que practicaba el deporte de la seducción.
El Pancho también había enloquecido de amor por una compañera del trabajo que subía en Villa Elisa y a raíz de este amor apasionado, no había forma de apartarlo de la ventanilla a la que se pegaba como estampilla a fin de que la Rosita lo viera cuando el tren se detenía en el andén de la estación.
El Pancho le escribía poemas a la Rosita porque el Pancho era un romántico, un enamorado del amor.
Amores clandestinos también nacieron en la "Chanchita"que prestaba sus vagones para disimular los encuentros que olían a trampa.
Como los amores del Jefe de la Susana con la mujer del Secretario de la Marta, que tenía un cargo importante en un Ministerio.
El subía primero, ella subía dos estaciones después.
Al llegar a La Plata se separaban.
El bajaba primero y se despedían con un beso como si fueran viejos conocidos.
Siempre viajando en la "Chanchita".
Estudiantes , maestras, profesores, empleados judiciales, asistentes sociales, obreros, trabajadores ferroviarios, empleados de los Ministerios, de la Corte de Justicia
Todos subidos en "La Chanchita" rumbo a La Plata en los amaneceres y atardeceres, y en los anocheceres que nos traían de regreso cansados, agotados, deseosos de llegar a casa para otra vez volver a reunirnos al otro día en la estación de José Mármol e iniciar la rutina.
Recordada rutina de estar mirando si la "Chanchita" asomaba su esqueleto anaranjado que puntualmente concurría a la cita con los usuarios para llevarlos en ese viaje a La Plata que se ha quedado pegado en mis recuerdos.
"La Chanchita", porque solo tenía tres vagones.
Y porque era algo así como una aventura hacia lo inesperado o hacia lo inhabitual o hacia el no saber si llegaríamos a destino
Hasta la Victoria Siempre
AMÉN

viernes, 22 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Viajar en tren en el conurbano bonaerense




Llueve...

El Quetrén carreta se ha quedado varado entre Burzaco y Adrogué.

Desde el techo colador del vagón el agua se filtra y comienza a llover la tormenta en gotitas que se estrellan sobre los vidrios que han resistido a las piedras que ,desde los descampados suelen arrojar los que siempre arrojan piedras al pasar el tren.

En el ramal que va a Ezeiza ha muerto un pasajero con la cabeza destrozada por efecto de las piedras voladoras

Trizados los vidrios por las piedras.

Nadie sabe lo que ocurre, jamás se sabe lo que ocurre.

Es decir, los que tienen que dar cuentas de lo que ocurre saben lo que ocurre , pero hacen como que no saben

.Responden con el silencio.

El silencio es salud .....parece decir el siniestro silencio con que responden a las preguntas de los usuarios del servicio .

Un asiento con manchas de sangre reseca y un vidrio que sigue cayendo en astillitas cada vez que el Quetren se mueve es testimonio de la tragedia que viaja en cada viaje pidiendo justicia.

Seguimos en la vía esperando que el tren arranque , que nos lleve a destino, que no quede suspendido el servicio.

Si suspenden el servicio tendremos que bajar por las ventanillas y lanzarnos a caminar sobre las vías .

Como una fila de hormiguitas en busca del hormiguero, así los pasajeros sobre los rieles hasta la estación si el servicio queda suspendido.

Escribo mientras espero que el tren arranque

Para hacer más corta la espera, para tomar fuerzas que seguramente necesitaré si tenemos que largarnos por las ventanillas y aventurarnos a caminar hasta la estación .

Siempre la misma historia, siempre el mismo maltrato al pasajero que resignadamente se resigna a aceptar este destino de estar atrapado en los vagones del tren carreta con olor a meo y a esa mezcla de olores ,inconfundibles olores que se estacionan en el techo del vagón.

Porque los ventiladores no se mueven y los olores se te prenden en la ropa y te siguen , como los detectives.

El vendedor de tres pares de medias por cinco pesos ha entrado en crisis de nervios y putea.

El tipo quiere largarse y no puede, quiere pasar al otro vagón y no hay puerta que comunique un vagón con otro vagón.

Las maestras que han tomado el tren en la estación de Longchamps comentan que una monja se tropezó en las escaleras del puente de la estación de Glew y que el vendedor de chipá por ayudarla dejó la canasta cargada con chipá y unos pendejos aprovechando la volteada se alzaron con la canasta y los chipá.

Son angostitos los escalones, no cabe el pie....la invitación al suicidio colectivo en las horas pico

Ha dejado de llover y ha salido el sol.

El arco iris se impone como símbolo de la alianza entre los pasajeros y el tren mugroso que ha empezado a moverse.

Se ha sacudido el vagón , estamos salvados, al menos por este día llegaremos menos tarde que otros días.

No la había visto a la Inspectora que está sentada en el asiento solitario del lado en el que van las bicicletas.

Imposible disimular su jerarquía docente.

Trajecito sastre, , peinado de peluquería y el infaltable maletín que le da esa apariencia tan apreciada por el sistema educativo provincial .

Seguramente ya dejó el informe en el Libro de Actas de la escuela visitada y seguramente ya estampó las consabidas palabras relacionadas con el órden y la armonía que deben reinar en las comunidades educativas.

Suelen suceder asesinatos en la estación de Adrogué como aquél en el que mataron a un hincha de un tiro en la frente.

Los hinchas no iban armados pero el andén quedó regado con cápsulas calibre 38 y las paredes de la estación con agujeros.

Finalmente ya estoy en mi pueblo.

Paso por "Villa Lola"la casona en la que allá lejos y hace tiempo filmaran "Boquitas pintadas".

Ahí va "La Raba".

¿Por qué le dicen la raba?

Porque tiene el culo parado como las gallinas.

(La escena en la que Leonor Manso sale de la casa moviendo el culo y caminando por la vereda ....1974)

Ya no existe Villa Lola la Empresa de “Combis” ha barrido los rosedales y solo queda el aljibe cargado de recuerdos de otros tiempos

Y sigo caminando por Canale la calle empedrada que me lleva hasta mi casa.

Y en donde vivían habitantes que ya no viven porque desaparecieron cuando por las calles empedradas circulaban autos Falcon .

Pero de eso no se hablaEn Adrogué


Hasta la Victoria Siempre


AMÉN

miércoles, 20 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Maestras censistas













Recuerdo que corría el año 1970.
Mi viejo se había ido de este mundo y me había dejado muy triste extrañándolo en cada minuto de mi existencia.
En esa época, yo trabajaba como maestra suplente en la Escuela Primaria Nº 2 de Burzaco ubicada a escasas cuadras de la Avenida Espora y construída cerca de las vías del ex –Roca .
María Mónica Yusá, Marta Castelví, Perla Regazzoni, Marta Olaechea compartían conmigo las jornadas laborales y pasando el tiempo aún no puedo olvidarme de la que era nuestra Directora.
La autoritaria Elsita Alliegue Ríos que había sido maestra de la escuela primaria Nº 6 y que me tenía fichada porque yo le recordaba en cada oportunidad que era una delatora y soplona de los milicos .
No nos aguantábamos.
La cosa era mutua.
Ella me perseguía como podía desde su rol de Directora y yo le hacía frente como podían mis jóvenes años de militante y partidaria de la pedagogía liberadora y mi desprecio a los dictadores y a las dictaduras
Recuerdo que las charlas entre maestras tenían que ver con el radical Arturo Illia el presidente Contitucional que había sido volteado por Onganía tras un golpe de estado y concretamente con el que a su vez ocupaba el lugar dejado por Onganía siguiendo las ordenes de la Junta de Comandantes, esto es, el otro dictador de nombre y apellido Roberto Marcelo Levignston
Como actualmente sucede , el presidente Arturo Illia había sido y era atacado por cierta prensa y por ciertos periodistas de aquellas épocas que se burlaban de él comparándolo con una tortuga.
Al cabo de los años me he dado cuenta que indefectiblemente la Historia se repite .
Cierto periodismo y cierta prensa colaborando con los golpistas y alentando toda acción tendiente a desestabilizar al País y gestar la caída de los gobiernos elegidos por el pueblo.
Volviendo al año 1970.
Aquél año Onganía había tenido que dejar el cargo de presidente de facto porque sucesos como el “Cordobazo” lo habían debilitado al punto de no poder controlar las huelgas que se sucedían y las protestas obreras que eran reprimidas por este dictador intolerante que consideraba a las Universidades como “Cunas de la subversión y del marxismo”.
La cuestión es que no bien llegado el año 1970 ya teníamos a otro Dictador ocupando el cargo de presidente defacto , un dictador que duró en el cargo lo que dura un suspiro de monja.
Esto es muy poco tiempo.
Pero fue durante ese tiempo, exactamente el 30 de septiembre de 1970 que este milico (que era apoyado por los radicales intransigentes) se despachó con el CENSO NACIONAL de Población, familias y viviendas y que se realizó en el término de un día.
Y así las maestras de la Escuela Primaria Nº 2 nos transformamos en censistas y de a dos, tras recibir el adiestramiento por parte de los que nos leían los capítulos del Manual del Censista salimos a censar el barrio en el que estaba situada la escuela.
Mi compañera (si mal no recuerdo) era Perla Regazzoni (que con el tiempo trepó o la treparon llegando a ser Inspectora Jefe Regional en La Plata) y juntas nos dedicamos a visitar las casas de las cuadras asignadas con las planillas que nos habían entregado y que debíamos completar tras golpear las manos o tocando timbres en cada casa de las que debíamos visitar.
En algunas nos recibían muy bien, en otras no nos abrían y en algunas nos largaban los perros que nos corrían por lo que debíamos regresar cuando las cosas se calmaban para poder completar nuestro trabajo .
Tras un larguísimo día en el que nadie se preocupaba de nuestros estómagos que se retorcían de hambre regresábamos a la escuela con el trabajo completo para entregar a la coordinadora que estaba instalada en la escuela con el culo aplastado en la silla mientras nosotras ,las “obreras sublimes”nos pelábamos los pies caminando las cuadras asignadas.
Ya en marzo de 1971 otro Dictador estaba al frente del gobierno así que (entre censos y dictadores que cambiaban como se cambian camisetas )nosotras las maestras suplentes nos preparábamos para iniciar un nuevo ciclo escolar.
No volvi a ser censista hasta el año 1980 cuando durante la dictadura genocida de Jorge Rafael Videla se llevó a cabo otro censo de población y de vivienda.
(Esa es otra historia)
Para entonces yo ya no estaba en la escuela primaria Nº 2 de Burzaco y para entonces ya había sido secuestrada, había pasado por los pozos clandestinos y había tenido dos hijas, Había cambiado de domicilio varias veces, de escuelas otras tantas porque no bien se enteraban de mis “antecedentes” las jerarquías educativas se dedicaban a seguirme como perros sabuesos recordando particularmente a la inspectora Sara Juliano que no escatimaba esfuerzo alguno para hostigarme en forma abierta y deliberada con sumarios, pedidos de investigaciones, traslados a otras escuelas porque si, porque se le ocurría o porque vaya a saber que concepto tenía sobre el tema educativo que no coincidía con el mío ya que la tipa no escatimaba esfuerzo alguno por intentar borrarme del mapa de la docencia del partido de Alte Brown.
Ha corrido mucha agua bajo el puente desde entonces.
Y otros censos se llevaron a cabo sin que yo tuviera que poner (tras el trabajo) los pies en remojo por las ampollas que nos salían de tanto caminar.
Esta vez le ha tocado a mi hija mayor.
La misma hija que cuando me secuestraron se salvó de desaparecer y caer en manos de apropiadores porque mi “nana” y mi vieja se aferraron a mi bebé como solo mi “nana” y mi vieja podían hacerlo
Y le he contado mis experiencias que posiblemente le sirvan para esta ocasión en que aparentemente y por lo que se anda divulgando , “los de siempre” intentan sabotear el censo 2010
¿Quiénes son los de siempre?
Para que especificarlos.
Los mismos que se burlaban de Arturo Illia comparándolo con una tortuga y que ahora acosan, denigran, se burlan y piden por el fracaso de quien siendo elegida por el pueblo debe llevarnos hacia feliz puerto.
Como lo intentó el radical
Y como seguramente lo podría haber logrado de no haber existido cierta prensa y cierto periodismo genuflexo y vendido a los genocidas y a los Dictadores.


Hasta la Victoria Siempre

AMÉN

viernes, 15 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva": El fracaso del Polimodal





Como decían mis alumnos:”Los profe siempre tienen la sartén por el mango”.

No creo que siempre sea así así pero, así suelen vivenciarlo los alumnos con determinados profesores.

Que los hay autoritarios y en demasía.
Y el autoritarismo es una forma de violencia que engendra violencia al ser percibido como proceder injusto.

Los jóvenes, por las características propias de la etapa evolutiva que transitan reaccionan al autoritarismo (desde ese impulso que los caracteriza como tales)y si el profesor no está preparado para interpretar la reacción y contenerla se produce el conflicto .

Un conflicto en el que el adolescente llevará siempre las de perder porque el profesor apelará al autoritarismo al no haber podido dar lugar a la construcción de la autoridad que no se impone sino que se gana.

El aula es un lugar de encuentro en el que se construyen muchas cosas.

Se construyen saberes, confianza, amor, responsabilidad, dedicación, respeto por el otro ,y autoridad

Cuando no hay justicia o cuando se instala la injusticia en el proceso de aprendizaje surge el conflicto y el conflicto en si mismo no es malo.

Lo interesante es ver como se resuelve el conflicto..

Siempre he sostenido que en la relación profesor –alumno el que tiene derecho a equivocarse es el alumno porque es justamente el que está creciendo y está en formación.

Un alumno es un proyecto de futuro , una siembra en la que la semilla que se siembra dará el fruto correspondiente.

Sembrando autoritarismo, recogeremos autoritarios.

Sembrando intolerancia, recogeremos intolerantes.

Sembrando silencio y sometimiento , recogeremos seres silenciosos y sometidos incapaces de alzar la voz y de hacer oir sus palabras.

Ocurría en la escuela en la que daba clases que una compañera, la profesora Eva Giai no solo era la encargada de menospreciarme frente al alumnado poniendo en tela de juicio mis prácticas pedagógicas sino que además no dudaba en criticar mis recursos y las metodologías que empleaba para desarrollar los contenidos curriculares que debían desarrollarse a lo largo del ciclo escolar.
Otras iguales a ella la seguían en esas posturas rígidas y enciclopedistas que yo no compartía y como resultado de mi trabajo centrado en la pedagogía de la liberación debí dejar de concurrir a la sala de profesores del establecimiento por cuanto no bien me veían ingresar en la misma hacían abandono del lugar .
Yo era una “subversiva” y mis alumnos eran los alumnos de la “subversiva”

Recuerdo aquel día cuando trabajando con el curso primero tercera de la E.E.M.Nª 2 de Burzaco una “compañera” de nombre Graciela Caserta(que al igual que yo dictaba Derechos Humanos y Ciudadanía) se introducía en el curso en el que me encontraba trabajando con mis alumnos para reprenderlos porque ,según la profesora en cuestión, la música que acompañaba la tarea educativa en mi aula le impedía desarrollar su clase y distraía a sus alumnos.

No le importó que yo estuviera.

Tampoco le importó interrumpir el proceso de aprendizaje en el que estábamos comprometidos con mis alumnos.

Le importó dejar aclarado que tanto ella como sus alumnos no podían trabajar si la música de Los Redondos y la de Charly García seguía filtrándose por los ventanales .

Le importó dejar aclarado que era imposible trabajar en medio del caos y del desórden.

Porque para esta profesora el que los alumnos trabajaran en el aula con la música de sus autores preferidos se constituía en un abierto desafío al órden y a la armonía que debía reinar en el salón de clases

La docencia argentina ( o al menos la de la provincia de Bs As) suele estar poblada de muchas profesoras ”DERECHAS Y HUMANAS”.

Lo cual a mi entender explicaría la causa por la que muchos docentes desaparecieron de las aulas escolares.

Es decir fueron denunciados, delatados, señalados por sus propios compañeros.

Y por sus propios Directores.

Y por las instancias Jerárquicas de la Jerarquía docente.

¿Distintas formas de encarar la educación y distintos posicionamientos respecto del proceso de aprendizaje.?

¿O distintas interpretaciones respecto de la autoridad y respecto del autoritarismo?

La escuela (al menos así lo pienso y expreso)está preparada para señalar y expulsar con autoritarismo.

No está preparada para contener y retener con autoridad.

Y enseñar y aprender a disfrutar del aprendizaje

En ese encuentro que se da en el aula.

Y que puede resultar , con el correr de los años ,el más hermoso de los recuerdos que la MEMORIA puede guardar de los recuerdos vivenciados en el quehacer diario de la ESCUELA MEDIA.


Hasta la Victoria Siempre


AMÉN

jueves, 14 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Alte Brown Región Nº V



Recuerdo aquellos días en que ,mientras recorría las góndolas del supermercado con mi hija(la más pequeñita en mis brazos),mis otros hijos se distribuían en las diversas góndolas con el papelito en el que les había escrito el nombre de los productos que necesitábamos comprar . Rapidamente debían sacarlos del estante antes de que el empleado pasara con la “maquinita” cambiando el precio.

En una carrera contra el tiempo intentábamos ganarle a la hiperinflación que nos devoraba sin piedad y sin contemplación alguna los magros sueldos que el gobierno provincial nos pagaba mensualmente a los docentes.

Recuerdo aquellos días en que la emergencia económica nos robaba uno de los salarios con los que muchas de nosotras como docentes de la provincia de Bs As alimentábamos a nuestra prole y con los que hacíamos frente a los gastos familiares ante la desocupación que día a día iba dejando en el camino de los ”SIN TRABAJO” a los maridos de muchas trabajadoras de la educación.

Recuerdo aquellos días en que al recibir los “haberes correspondientes a las horas cátedras trabajadas” directamente no se nos liquidaban los haberes a percibir y en lugar
correspondiente podía leerse: 0 $

Recuerdo aquellos días en que debíamos pernoctar en sillitas y sillas playeras que se ubicaban en las colas que se formaban a lo largo del Banco de la Pcia de Bs As para poder estar en los primeros lugares a fin de sacar los patacones con los que nos pagaba la Dirección de Cultura y Educación de la Pcia de Bs As.
Porque no llegaban en cantidad suficiente y una vez que se agotaban no se reponían.

Recuerdo aquellos días en que al querer pagar los servicios los Bancos que nos pagaban en patacones no nos recibían los pagos en patacones.

Y recuerdo cuando nos rebajaban los sueldos.

Y recuerdo cuando nos robaban los salarios .

Y cuando nos quitaron la ruralidad del 30% que cobrábamos por trabajar en zonas alejadas.

Y recuerdo a María Julia Alsogaray envuelta en pieles tapando su cuerpo desnudo mientras al pueblo el hambre le desnudaba el estómago .

Y recuerdo a Susana Giménez declarándose amiga del alma de María Julia

Y recuerdo al Congreso de la Nación Argentina envuelto en llamas

Y recuerdo a los camiones blindados que en fila se llevaban los dineros que eran dineros del pueblo.

Y recuerdo los remates

Y recuerdo los embargos.

Y recuerdo la represión

Y recuerdo a Maximiliano desangrándose tirado en el suelo.

Y recuerdo a los cartoneros caminando por las calles en busca de sus cartones

Y recuerdo a los botelleros

Y recuerdo a los piqueteros reclamando por trabajo.

YO RECUERDO

¿Tú recuerdas?
¿El recuerda?
Nosotros recordamos?

Parece que no recordamos porque los mismos que rifaron la patria, nos hicieron vivir eternamente en una emergencia económica, nos remataron nuestras viviendas, nos embargaron los sueldos, robaron nuestros dineros, nos despojaron de la ruralidad que cobrábamos por trabajar en zonas alejadas y expuestas ….
Son los mismos que hoy en el Senado de la Nación se han unido a ese ruin Vicepresidente llamado Cleto Cobos que ha vendido su alma al diablo junto a los que nos esquilmaron como expertos rufianes .
Sin compasión y sin remordimiento alguno.
No puedo dejar de recordar porque tengo MEMORIA
Y porque no me olvido
Y porque no los perdono
Y porque no me reconcilio con toda esta manga de atorrantes que intentan nuevamente esquilmarnos recurriendo al engaño , a la complicidad y a la mentira que al parecer es el pegamento con el que los senadores opositores se pegan unos a otros para alentar el golpismo y apostar al fracaso del País y por ende al fracaso de las esperanzas del pueblo.


Hasta la Victoria Siempre



AMÉN

domingo, 10 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Eduardo Duhalde y los sandwiches de jamón y queso


Eduardo Duhalde había llegado acompañado por la Gianettassio y su comitiva para inaugurar el edificio de la E.E.M.Nº 2 de Burzaco
Los allí reunidos en el patio principal de la E.E.M.Nº 2 de Burzaco teníamos el alma llena de tristeza y el corazón estrujado aún por el dolor que la muerte de Cristian había producido en cada uno de los que habitualmente compartíamos los días escolares con quien ya no estaba.
Cristian no estaba en el patio de la escuela esperando ,como todos nosotros(profesores y alumnos) la llegada de Eduardo Duhalde y de Graciela Gianettassio
No estaba porque el arma asesina con que un compañero de curso le había disparado a quemarropa lo había dejado sin vida.
Su ausencia se sentía y se percibía.
No pueden esconderse las tragedias , tampoco pueden disimularse ni menos aún ignorarse.
Al parecer ,ese había sido el interés de apresurar la mudanza del edificio en el que había ocurrido la tragedia al nuevo edificio.
¿Escuela nueva vida nueva?
¿A lo pasado pisado?
Cristian ya no vivía cuando Eduardo Duhalde aquella mañana acompañado por Graciela Gianettassio y una gran comitiva habían llegado a Burzaco para, oficialmente inaugurar el nuevo edificio .
Allí estábamos parados alrededor del palco y allí estaban los infaltables Inspectores y los infaltables miembros del Consejo Escolar y los figuretis que no querían perderse la foto .
Hacía calor y había flores en la Santa Rita que trepaba hasta el piso superior y se enroscaba en racimos sobre el ventanal .
Estaba Stella Santoro la Directora de la Escuela vestida de directora.
Y estaban las Inspectoras vestidas también de Inspectoras.
El trajecito sastre y el peinado de peluquería y las joyas y los anillos y los ojos pintados y el maquillaje resaltando los labios de profesoras, de Inspectoras, de Directoras y de la Gianetassio que se había empilchado con un traje en el que combinaban el celeste y el blanco con los zapatos en juego y en gama.
Y en el palco como si el palco fuera demasiado grande para el tamaño de su cuerpo , Eduardo Duhalde.
El bastón de la Gianetassio .
Así se dibujaba Eduardo Duhalde a la vista de los alumnos que cansados de los discursos y de los aplausos comenzaban a disparar comentarios sobre lo que al parecer les causaba gracia.
De tanto en tanto el chasquido de los dedos de María Marta Villaverde( la hija del diputado Jorge Villaverde y Directora de Ceremonial del Municipio) se filtraba entre las palabras del discurso eterno de la Gianetassio.
Al parecer era costumbre de la Directora de Ceremonial tratar a los empleados como pichichos ya que, cual marionetas se movían no bien María Marta chasqueaba lo dedos.
Que era más que enano, que siempre repetía lo mismo, que el discurso de la Gianetassio se había hecho más largo que manguera de bombero.
Así , de esta manera los alumnos(cansados, aburridos, transpirados y con muestras de abandonar la solemnidad del acto) sintetizaban la realidad que les tocaba vivir .
Inaugurar un edificio escolar a pleno sol y teniendo a Mabel la jefa de preceptores (respirándoles en la nuca) y controlando los movimientos de los alumnos que se desalineaban de la formación por el cansancio y por el aburrimiento ya resultaba hasta cruento para los profesores que también nos asábamos mientras las “autoridades” le daban al discurso en medio de los aplusos de los habituales chupaculos.
Ergo: Directores, Inspectores de todas las jerarquías y figuretis del pueblo.
El ir y venir de Paula y de Margarita(las porteras del turno mañana) con las bandejas de sándwiches eran indicio que se iba terminando el acto .
Así es que terminada la formalidad de la reunión que nos convocaba a todos los allí presentes y mientras los “elegidos” encaminaban sus pasos hacia el salón en el que con un ágape la Cooperadora de la E.E.Media Nº 2 celebraba la presencia del gobernador , comenzó el triste y lamentable espectáculo de presenciar como Eduardo Duhalde al no encontrar los sandwiches de su preferencia (esto es de jamón y queso) comenzaba a revolear por el aire a todos los emparedados que no lo satisfacían o al menos no satisfacían sus veleidades de “hombre del pueblo” y gobernador y representante del pueblo.
El suelo iba quedando regado con lechuga, con tomates y con todos los rellenos que suelen ser comunes en las bandejas surtidas que las escuelas públicas solicitan a las confiterías para dar cumplimiento a los eventos.
Yo lo vi, mis ojos lo presenciaron y mis oídos (al igual que los oídos de todos) apreciaron el "selecto" y variado vocabulario del gobernador que presa de enojo y malhumor metía las manos en cada bandeja que le acercaban .
Los alumnos, como siempre suele suceder, rompían la tradición de la hipocresía preguntando si el gobernador se había lavado las manos.
¿Y si antes se ha rascado el culo? (murmuraban entre ellos socarronamente)
Y se reían .
Y yo me reía con ellos mientras veía como las genuflexas del Sistema Educativo agachando la cabeza comían lo que este caradura descartaba.
Fue la más cabal y certera afirmación de que este grosero y burro ejemplar de la fauna POLITICUS daba muestras de mala educación en una escuela pública.
Eso sí aplaudido entre otros por(Matilde Jellinek una Inspectora jubilada más que obsecuente y más que genuflexa y que no se que carajo hacía en la escuela o quien carajo la había invitado.)
Han pasado años desde entonces.
Tantos años que ya Eduardo Duhalde no es gobernador ni es presidente ni es nada
Nada más que un chismoso chimentero que envejecido por los años solo atina a juntase con lo más selecto y perverso de un pasado que le cerró las puertas a la memoria y que intenta reciclarse junto a tanto vejete y geronte que , sin pudor alguno y despreciando la pobreza del pueblo se burla del pueblo brindando con Chandón, Rutini y Varón B
Nunca imaginé que iba a suceder lo que sucedió.
La adicción de Duhalde al queso y al jamón, a la descortesía, a la humillación y al desprecio a lo que la comunidad le ofrecía fue algo que hasta ese día nunca había visto.
Un terrorista pedagógico eso parecía o un integrante de las FARC o un activista de la ETA en acción con los sándwiches que no eran de jamón y queso
Será por todo esto que presencié siendo profesora de Filosofía y de Derechos Humanos y Ciudadanía en la mencionada Escuela Media es que, al leer que este desfachatado anda sacándole el cuero al Canciller argentino y a las Madres de Plaza de Mayo y para rematarla dando a entender que el gobernador Scioli es un cagón…. se me vino a la MEMORIA este episodio
A todas luces, un tipo con malas intenciones porque, de ser un político con el culo limpio no andaría desparramando mierda a diestra y siniestra.
Por ello este recuerdo de aquel día de la Inauguración del nuevo edificio de la E.E.M.Nº2 de Burzaco tras el asesinato de Cristian.
Y SI,AL PAÍS LO HACEN DIFÍCIL LOS BURROS QUE NO ENTIENDEN QUE EL PUEBLO SIGUE TENIENDO MEMORIA.
Y que de tan burros nos subestiman creyendo que somos capaces de ingerir puré de vidrio molido.
Por la Memoria
Y por Cristian
Que no pudo estar ese día en el patio de la escuela junto a sus compañeros y a sus profesoras.
Hasta la Victoria Siempre
AMÉN

sábado, 9 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Un angelito apodado Tita



Que suele pedir monedas a cambio de estampitas de San Expedito en los vagones del Quetrén Carreta de la Ex –línea Roca y con quien casi siempre me encuentro cuando voy a trabajar a las distintas escuelas en las que me gano la vida como profesora
Son encuentros casuales, son encuentros que siempre me dejan el sabor amargo de la injusticia .
Aparece así , de repente y recorre los vagones mientras te va dejando una estampita de San Expedito.
Siempre

Tita es menuda y es desenfadada y su cabello lleno de rulitos le da esa apariencia de niña terrible.

Tita es como un ángel de esos angelitos que suelen estar en las iglesias con sus alitas extendidas cerca del altar.

Cuando aparece en el vagón del tren con su armónica , su bolsita y sus estampitas de San Expedito es como una aparición para la que uno como ser humano que habita en la tierra no está preparado.

Porque Tita es como un milagro que se repite en cada viaje de ese recorrido sobre los rieles del Ferrocarril Roca hasta Constitución .

Un milagro de alegría en medio de la tristeza de ser una niña que en lugar de estar jugando está trabajando.

(Nadie organiza una Marcha para pedir por Tita y por todos los niños que como Tita viven en la inseguridad del hambre, de la desprotección y del desinterés de la sociedad)

Tita tiene ocho años y va a una escuela de las tantas escuelas que hay a lo largo del camino de margaritas que bordean los rieles por los que el Quetren se desliza.

¿Fuiste a la escuela Tita?

No te importa(me contesta)

Es así, desenfadada, atrevida y descortés.

Y me mira como sobrándome desde sus ocho años desesperados de desesperanza.

Ella no se da cuenta que sus ojos son ojos desesperanzados.

Yo me doy cuenta porque alguna vez supe lo que era la desesperanza.

(Detrás de las rejas de una celda de un Centro Clandestino yo conocí la desesperación de la desesperanza )

Algún día te voy a enseñar a tocar la armónica y vos me vas a enseñar a escribir poemas.

Y sigue con su armónica y sigue dejando estampitas en las manos de los pasajeros que están sentados en el suelo del vagón.

Sin pedir permiso se filtra como un rayito de luz entre el pasaje y recorre el vagón dejando las notas que se escapan de su armónica.

Y después pasa con la bolsita

Muchas gracias te dice Tita cuando le das unas monedas.

Sos un tacaño te dice Tita cuando no le das unas monedas.

Y si está de buen humor te ofrece rezarle a San Expedito para que te bendiga

Vamos, le dice Tita a un nenito chiquitito que también tiene una bolsita de arpillera y estampitas y mocos que le chorrean

El gendarme con cara de gendarme mira a los pasajeros.

Y la yuta se pasea acariciándose el bastón mientras bajan las bicicletas y detrás de las bicicletas los dueños de las bicicletas.

Seguramente la volveré a encontrar.

Como hoy(en que el destino que se empeñaba en desencontrarnos, nos encontró)

Como una aparición o como un angelito de esos que están con las alas abiertas en las Iglesias.

Así es Tita y así es el mundo que le ha tocado en la repartija impuesta por el destino.

Un mundo de muchos vagones-

Un mundo en el que la inseguridad que castiga a Tita y a tantos niñitos como Tita no merecen la convocatoria a una Marcha por parte de los curas y los rabinos y los monseñores y los políticos oportunistas y conspiradores.

Puta vida


Hasta la Victoria Siempre


AMÉN

jueves, 7 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Las listas negras en las escuelas del conurbano



La Popy y el Turco"


Viajar en tren, desde siempre, desde que viajar en tren era viajar en tren de primera clase o de segunda clase-
Los vagones de primera clase eran los vagones con asientos que no eran bancos de madera como los de segunda clase
Cuando uno iba a la boletería a sacar el boleto para viajar, en la ventanilla había un cartelito que daba instrucciones a los pasajeros para agilizar la venta de los pasajes.
(Ahora la boletería en lugar del cartelito tiene la foto del empleado de la estación de Monte Grande que fue asesinado mientras trabajaba en la boletería de la estación.)
El boletero, (porque así lo llamábamos al que vendía los boletos) cuando nos acercábamos a la ventanilla para pedir el boleto nos hacía la sempiterna pregunta, mecánicamente :
¿Primera o segunda?
Dando vueltas por el andén el jefe de la estación que tenía su vivienda en la estación.
¿Algún problema?
Golpear la puerta de la casa del Jefe de la estación era la solución

Ahora todos viajamos en clase única porque al llegar la electrificación del Roca se fueron con la electricidad los asientos de madera y la clase primera y segunda.
En épocas de la dictadura militar solíamos viajar con el corazón en la mano porque si los milicos hacían operativos en Témperley o en cualquier pueblo del recorrido detenían el tren antes de llegar a la estación.
El tren quedaba parado a mitad de camino y ahí se subían los milicos con las armas y mientras apuntaban al pasaje....fuiste
O fueron los que estaban señalados.
Porque todos sabíamos de la existencia de las listas negras.
En las escuelas las encargadas eran las directoras lamebotas de algunas escuelas lamebotas que, según lo que nos informaban las compañeras militantes le llevaban la información de las maestras “sospechosas” a la Secretaria de la Unidad Administrativa Única.
Como la Directora de la Escuela primaria Nº 2 que según los comentarios que pasaban de boca en boca y de maestra a maestra (además de ser la amante del Intendente del pueblo se dedicaba a esos menesteres)
Me acuerdo muy bien del hecho porque yo tenía compañeras como Perla Regazzoni que luego con el tiempo se acomodó o la acomodaron en La Plata y llegó a ser Inspectora Jefe de Región y un día de esos días en que yo andaba con mi abogada respondiendo a una citación de la Sede
de Inspectores, Perla(que había sido trasladada al Distrito de Alte Brown) se acordaba de aquellas épocas en que yo le decía a la Directora de la Escuela Nº 2 que era una delatora y que ella se asustaba porque la tipa tenía influencias y acomodos con los milicos
En nuestro pueblo la Secretaria de la U.A.U más conocida por las militantes era Ana María Romeo.


Continuando con el relato porque me voy por las ramas , resulta que además tenía como compañeras a Marta y a María Mónica y a Susana y a la Popy.
La Popy estaba enloquecida de amor por el “Turco” que vivía en Témperley y que siempre subía al tren en esa estación para llegar todos juntos a Constitución.
Un día de esos días en que viajaba con la Popy, pasó que el tren quedó detenido en mitad del recorrido.
La Popy tenía que encontrarse con el "Turco" en el tren de las ocho.
El "Turco" subía en Témperley y desde ahí viajábamos hasta Constitución donde nos encontrábamos con otros compañeros que iban a trabajar o a estudiar.
Y sucedió que subieron los milicos con las armas .
Recorrieron el vagón como buscando a alguien, pasaron por nuestro lado y siguieron rumbo al otro vagón.
Al rato el tren reinició su marcha.
Al llegar a Témperley la estación estaba con más milicos que pasajeros .
No lo vimos al "Turco", o mejor dicho nos pareció verlo junto a otros hombres apoyado contra las paredes del andén con los brazos extendidos mientras las armas les apuntaban a las cabezas.
(Con la electrificación del Roca aprendimos a viajar colgados de los ganchos que ponen para colgar las bicicletas en los vagones destinados a las bicicletas.)
Ya el tren no queda detenido por operativos militares antes de llegar a las estaciones que siguen ahí como siempre, mirando desde el andén.
Las campanitas celestes y las blancas y las rosas y las violetas siguen trepándose en los alambrados que bordean el camino que lleva a Constitución.
La Popy sigue preguntándose por el "Turco" que ese día no subió al tren .
Nunca se casó la Popy, solterona se quedó esperando al "Turco".
Ella insiste en que el "Turco" la va a venir a buscar .
Y que subirá al vagón y que la reconocerá a pesar de las arrugas y del paso del tiempo.

Así piensa la Popy y yo no la contradigo.

Hasta la Victoria Siempre

AMÉN

lunes, 4 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva": El Vicedirector Ricardo Diani y la Inspectora Pompeya Serial

(El Vicedirctor y yo)


Se habían retirado ya los alumnos y después de pedirle a Felipe el portero del turno mañana que me ayudara con la escalera utilizada para el trabajo que habíamos realizado ese día me encaminé hasta el despacho de la Dirección donde me esperaba Roberto Rivara el Inspector de área que había solicitado mi presencia.
Era su interés entregarme personalmente una serie de láminas que, desde la Dirección de Escuelas estaban haciendo llegar a los establecimientos y conversar sobre las actividades programadas en relación a la propuesta educativa y la postura que los profesores del espacio Curricular asumían en relación al término ”CULTURA”
Respecto a este tema se había suscitado con la Directora un entredicho pedagógico que había culminado con una fundamentación escrita en la que intentaba ilustrar a la Directora que parecía no comprender o no querer aceptar el enfoque antropológico.
Es decir, no aceptaba que la propuesta y las actividades y la metodología a implementar giraban en torno a la CULTURA como conjunto de las actividades humanas.
En la propuesta elevada considerábamos cultura todo lo que el hombre hacía.
Desde allí trabajar la forma en que la dictadura militar había interpretado la cultura nos permitiría llegar a situarnos críticamente frente a la cultura del órden , de la sospecha y de la delación y de la desaparición de personas y de los secuestros y de los Centros Clandestinos y de la quema de libros.
Ya habíamos superado la etapa del diagnóstico de situación destinado a indagar si durante los años de escolaridad transcurridos la escuela había trabajado con los alumnos el tema de la represión la dictadura militar y la desaparición forzada de personas .
Los resultados daban cuenta que la mayoría de los alumnos no habían recibido información al respecto por parte de sus maestros o profesores.
El tema de las desapariciones forzadas y de las torturas y de los secuestros eran temas tabú en una escuela en la que su Directora Stella Santoro intentó por todos los medios al alcance de su creatividad didáctica implementar los recursos tendientes al desaliento y al cansancio de la profesora y de los alumnos.
Ya había solicitado en forma escrita ser acompañada en el desarrollo de las actividades por el Vicedirector Ricardo Diani que mostraba mayor disposición para el tratamiento de un tema que hasta había dado lugar a que la situación fuera tratada en la reunión de padres en la que el Vicedirector había debido dar explicaciones a algunos miembros de la comunidad que se oponían al tratamiento del tema en el establecimiento y cuestionaban mi tarea pedagógica como así también mis antecedentes como ex –detenida por los milicos.

El diagnóstico de situación había dejado al descubierto una realidad .
Recién a partir del año 2003 las escuelas de la pcia de Bs As incorporaban al quehacer aúlico el tratamiento del genocidio, de la represión y de la violación sistemática de los Derechos Humanos.
Pero a mi entender creo que lo que más inquietaba a las jerarquías locales (entre las que se destacaba la gorda Miriam Gerasse ,Inspectora Distrital) era el planteo y diagramación de
actividades y propuestas didácticas que incluían indagaciones e investigaciones en zonas aledañas a la escuela de lugares recordados por hechos relacionados directamente con la época
del terrorismo estatal.
Viviendo los alumnos en Burzaco, recorrer la estación e indagar en su pasado y en su historia significaba resucitar el nombre de RÓMULO ARTIEDA el joven estudiante que había sido secuestrado en la estación de Burzaco el 14 de mayo de 1977 a las dos de la tarde
Quien conozca las estaciones del conurbano bonaerense no puede dejar pasar por alto el detalle de que a la hora mencionada las mismas se hallaban al igual que en el presente es decir, repleta s de personas y de trabajadores que iban y que venían desde y hacia Constitución.
Deducir que Rómulo había sido secuestrado a la vista de la población y que nadie había hecho nada por auxiliarlo era un planteo y una deducción que la Superioridad no estaba dispuesta a pagar ni a correr el riesgo de ser tildada como cómplice de una desaparición.
Entonces, los inevitables:¿Para que revolver el pasado?
Y los aprietes y presiones a las que debíamos hacer frente la profesora y los alumnos frente a la actitud de la Directora a cada actividad propuesta y a cada innovación pedagógica tendiente a la elaboración de hipótesis, explicaciones, críticas o debates de ideas surgidas en los encuentros aúlicos.
El Inspector Roberto Rivara quedó conforme con las fundamentaciones que respaldaban la propuesta que veníamos trabajando con los alumnos porque quedó en regresar en el mes junio para acompañarnos en este aprender a escribir la vida en ese mundo en el que,al encontrarnos con nosotros mismos nos reconocíamos como partícipes en la construcción de la Historia
Y como lo había prometido un día de junio se vino a la escuela.
Ya para esa época nos habían boicoteado el trabajo dos veces
Y otras tantas nos habían desaparecido los paneles y las láminas y los resultados de los encuentros y debates que se publicitaban en la Galería.
Pero los alumnos volvían a construir con esfuerzo y con alegría y con ese entusiasmo que al compás de la música de “Los Redonditos de Ricota” o de “Charly García “ o de “Victor Heredia” me daban ese ejemplo de voluntad y constancia que ha quedado adherido a mis recuerdos de esos días en la escuela
Llegando el mes de octubre ya había recibido amenazas de muerte tras la desaparición de Julio López y agredidos mis hijos con arma blanca.
Y llegando el mes de noviembre no solo comenzó una persecución directa y abierta que llevó a que Roberto Rivara fuera sustituído por la Inspectora Luz Pompeya Serial, que me declararan en Profilaxis, que pidieran mi alejamiento del cargo por constituir un peligro para la comunidad y que debiera presentarme en la Sede de Inspectores de Adrogué acompañada por la oficial de policía Mónica Rojas(asignada por la Fiscalía) para que la misma diera fe que realmente me hallaba amenazada de muerte pues parte del personal de la escuela en connivencia con la Directora Stella Santoro y la Inspectora Pompeya Serial habían hecho correr la voz de que estaba chiflada y que imaginaba que me perseguían y amenazaban.
Pero, en fin esa es otra historia tan rastrera como las rastreras que procedieron a injuriarme junto a mis alumnos por haber intentado contar mi VERDAD y llevar al debate del aula hechos de la Historia que personalmente como ex –detenida y secuestrada durante el terrorismo de estado había padecido
Y que les contaré para que NUNCA MÁS vuelvan a repetirse hechos como los que como profesora debí vivir en el Sistema Educativo Provincial


Hasta la Victoria Siempre
AMÉN

domingo, 3 de octubre de 2010

Memorias de una profesora "subversiva":Escuela primaria Nº 9 de Longchamps


¿LOS HAN VISTO?

No tenían un pañuelo blanco sobre sus cabezas, pero eran madres del conurbano
Inconfundibles, imposible no percibir en la mirada que eran madres en busca de sus hijos
Varias mujeres solían (en aquellos tiempos de la dictadura) pararse en las estaciones de Burzaco, Témperley, Bánfield, Lanús con un cartelito en el que simplemente había escrita una pregunta:
¿Los han visto?
También era posible verlas deambular por la Avenida Espora .
Rondando la comisaría de Burzaco o paradas en la curva en la que el Bondi después de pasar por Corimayo doblaba justo en la fábrica “La Serenísima”para tomar hacia Longchamps
Siempre ahí
Con Nilda y con Lucrecia y con Marta y con Chicha que eran compañeras de trabajo siempre comentábamos sobre la cantidad de madres con carteles y con nombres.
Y todas sentíamos esa sensación de querer abrazarlas y poder de alguna manera calmar ese dolor y esa angustia y esa desesperación que se hacía visible en sus ojos.
Con el tiempo y a medida que se hacían más notable los secuestros en los pueblos cada una de nosotras debió tomar un rumbo distinto y así es que yo fui a parar a la Escuela Primaria Nº 8 de Ministro Rivadavia donde, finalmente y mientras trabajaba allí como maestra me secuestraron.
Las madres del conurbano preguntando por sus hijos han quedado en mi Memoria como han quedado las fotos y como han quedado los cartelitos con las fotos
Varia mujeres solían en aquellos tiempos subir al tren y pasaban mostrando al pasaje las fotos de sus hijos que habían sido secuestrados.
¿Los han visto?
Y dejaban sobre la mano del pasajero un número de teléfono.
Y pegaban las fotos de los hijos en las puertas de los vagones .
Y si venía el guarda seguían con lo que estaban haciendo,y si subían milicos les hacían frente .
Ellas pegaban las fotos y los milicos las corrían.
Pero no les demostraban miedo porque no les temían
¿Los han visto?
La pregunta que encerraba el drama que vivían los hogares en el que los operativos del ejercito dejaban sin hijos a estas madres del conurbano.

Aquél día yo había quedado en encontrarme con Hilda en la estación de Burzaco
Me había pedido la acompañara a la Comisaría de Burzaco .
Última Comisaría en ese recorrido que hacía buscando respuestas a las preguntas sobre el paradero de su sobrina.
La sobrina de Hilda había sido detenida en un operativo en la estación de Témperley
Muchos pasajeros desaparecían tras los operativos en las estaciones de la Línea Roca.
Por eso las madres se paraban en los andenes con las fotos de sus hijos.
Pero nadie respondía.
Era como si los pasajeros fueran mudos.

Yo había tomado el tren en Adrogué porque había habido operativos en la Avenida Espora y cuando había operativos paraban a los colectivos , hacían bajar al pasaje y lo ponían contra la pared con las piernas separadas y los brazos extendidos
Están buscando subversivos, decían los pasajeros.
¿Como una complicidad de los pasajeros con los milicos.?
No se, nadie protestaba o nadie se animaba a protestar.

Estaba lloviendo y soplaba un viento tan fuerte que las ramas de los árboles se inclinaban hasta casi tocar el suelo.
No podía pasar por el túnel de la estación que comunicaba un andén con el otro porque cuando llovía el agua lo inundaba
Me decidí a caminar hasta el paso nivel tapado por los pastizales

Habíamos acordado encontrarnos en la salida que daba a la callle del centro comercial de Burzaco .
Junto al puesto de diarios .
Era la consigna.
Hilda vivía frente a la estación de Burzaco en un edificio que siempre estaba en construcción
Hilda nunca llegó a la cita.
Esperé por espacio de una hora o más, tal vez más que era lo acordado y me fui.
Me regresé en el tren pensando en Hilda y en la sobrina de Hilda que había desaparecido .

En el andén , una madre con un cartelito que preguntaba ¨
¿Los han visto?
Debajo del cartelito las fotos.

A veces me paro en la misma salida de la estación de Burzaco que da sobre la calle comercial y que sigue como si el tiempo (que se llevó a Hilda y a su sobrina ) no hubiera pasado.
Y si llueve el túnel que comunica ambos andenes se sigue inundando.
Y si sopla el viento, los árboles se doblan casi hasta llegar hasta el suelo.
Y el mismo olor a podrido y la misma suciedad de entonces se apoderan de la tarde y de mis recuerdos mientras aguardo el tren
En el mismo andén en el que las madres se paraban con el cartelito y las fotos y la desgarrante pregunta:
¿Los han visto?
Y el desgarrante silencio en respuesta a la pregunta.
Desde entonces.

Hasta la Victoria Siempre
AMÉN
(Después de 29 años tuve noticias de Nilda mi compañera de trabajo de la Escuela Nº 9 de Longchamps por medio del Inspector Roberto Rivara que es quien me acompaña en la foto)
Y nos llamamos por teléfono
Pero no nos hicimos preguntas.